¿Mi alma engorda?

El cuerpo es el reflejo de lo que ocurre a otros niveles de conciencia, como el nivel mental, emocional y espiritual.

 

Cuando hablo de que el alma engorda, me refiero a que antes de manifestarse como kilos en una báscula, se creó el sobrepeso a nivel creencia, a nivel emoción.

 

¿Cómo es esto?

Dice Louise Borbeau en su libro obedece a tu cuerpo sugiere que las enfermedades, se manifiestan cuando la persona llega a su límite físico.

Dice que cada persona tenemos un límite de energía física, emocional
y mental diferente, Cito: Según el número de veces que la persona haya vivido el mismo dolor interior y según su reserva de energía, se determinara el momento en que llegara a su  límite, mismo que antes alcanza los limites emocional y mental.
Para nadie es novedad que la causa básica del aumento de peso a nivel simple es consumir mayor cantidad de energía (a través de los alimentos) de la que utilizamos.
Sin embargo este balance se rompe no solo a nivel físico de comida,
se rompe cuando por alguna razón comenzamos a aceptar más dolor
del que podemos digerir, o más cansancio, o más negación o más rebeldía.
Al igual que se contaminan los mares, contaminamos nuestro mar interior, así como hay ciertos alimentos que le caen mal al cuerpo,
hay muchos que le caen mal al espíritu. Por ejemplo:

  • Le caen pesadas las frases como:
    • Yo no puedo
    • Yo no merezco
    • Esto es demasiado para mi
  • Las comparaciones la dejan baja en defensas.
  • La exposición a ambientes hostiles al igual que la agresión
    verbal hacia nosotros o hacia los demás la irrita.
  • Los sentimientos no manejados u ocultos  la indigesta.
  • El miedo excesivo y las actitudes de constante defensa son
    muy grasosas para ella.
  • La violencia activa o pasiva dañan su sistema inmunológico.
  • El apego la estriñe.
  • El exceso de critica le causa migraña.
  • Los sentimientos no reconocidos le causan diarrea
    porque no los digiere.
  • La falta de dulzura le da diabetes.
  • La falta de propósito le da parálisis.
  • La baja ingesta de retos, proyectos y acciones le causa anemia.

 

¿Que si la nutre?

  • Frases como:
    • Yo puedo
    • Yo merezco
    • Si no puedo hacerme cargo, pido ayuda
  • La aceptación del todo tal como es
  • El sentido de vida
  • Cumplir lo prometido
  • La ayuda a los demás
  • El reconocimiento de logros
  • La honestidad propia y hacia los demás
  • La paciencia
  • La paz de conciencia
  • Los paisajes lindos
  • La música suave
  • Las pláticas profundas
  • Las relaciones respetuosas

Si quieres conocer más de lo que escribo  y de los Talleres que imparto te invito a visitar www.adrianaesteva.com, y a seguirme  @adriesteva  FB: Adri Esteva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s